>
Exposiciones

La Biblioteca Central acogerá durante los dos primeros meses el regreso de la pintora

Residente en Alemania desde hace dos décadas, Reberdito exhibirá obras recientes, de gran formato, inéditas en España

Susana Reberdito expone en la Biblioteca Central en Santander
Santander
Lugar. Biblioteca Central de Cantabria
Fecha. Desde el 17 de enero de 2019
al 17 de febrero de 2019

Hora.

El espacio cultural Los Arenales de la Biblioteca Central acogerá en sus diversas salas este programa con el que arranca la nueva temporada por parte de la Consejería de Cultura.
‘Mareas y Olas’ es la apuesta plástica de la obra de Reberdito, muestra en la que colabora el ensayista y crítico Gabriel Rodríguez quien ha escrito el texto del catálogo. Inicialmente la exposición adoptó el nombre de ‘Meeresrauschen’, que agrupa a una serie de cuadros pintados entre 2017 y el año que ahora termina. En realidad significa ‘susurros del mar’ o ‘sonidos del mar’. En su acepción original supone que la palabra implica en sí misma «más sentidos que simplemente la vista, pues sugiere sonidos, olores, incluso sabores». Los formatos grandes de las obras que exhibirá en la Biblioteca Central han sido afrontados gracias a la colaboración de la comuna de Heidelberg a la que pertenece la localidad en la que vive la artista al sur de Alemania. Este colectivo facilitó temporalmente un espectacular estudio a Susana Reberdito dentro de las políticas culturales que se desarrollan habitualmente en el país germano.
La muestra será inaugurada en la Plaza central de la Biblioteca, comisariada por el galerista Juan G. Riancho. La mirada estará integrada por una selección de obras de su producción reciente, series dominadas por sus grandes formatos, inéditas en España, caso de ‘Still Life withPineapple’, que expuso en 2015 en la galerie Arthea (Mannheim), o ‘Stillleben’, que expuso en 2014 en la galerie p-13, (Heidelberg), ambas en Alemania.
Susana Reberdito formada artísticamente en Santander, tanto en los talleres de Xesús Vázquez como en el de Esteban de la Foz, en Madrid y Estados Unidos, abordó en esos años una pintura que pasa por un expresionismo figurativo, de aliento monumental, que prosigue después en las series desarrolladas en EE UU, de iconografía religiosa, con piedades y crucifixiones inspiradas en la escultura románica del norte de Europa. A ello sucede su serie de desnudos femeninos. Son los años en que pinta las figuras danzantes de la Sala Griega del Palacio de Festivales, caracterizadas por su poderosa monumentalidad. Reberdito cultiva en la actualidad una pintura «orgánica y colorista, de fuerte y valiente pincelada y en el límite mismo con la abstracción».
Las naranjas son hoy casi signos emblemáticos de su pintura, «como una silueta simplificada en marcado contraste con el fondo, ocupando a menudo toda la extensión de la tela e inscribiéndose con énfasis en la materia pictórica». Sus líneas, más que dibujarse, se graban. «Sobre una capa de pintura relativamente seca, la artista extiende una nueva capa de un color diferente, que luego araña para hacer surgir el color de las capas inferiores. Las líneas esgrafiadas sugieren una inserción profunda en la materia, en la matriz de la pintura y, a menudo se acota en el plano con un marco interno que reitera, dentro del cuadro, los bordes y esquinas del soporte».
Gabriel Rodríguez apunta que «este recurso funciona a veces como una ventana, a través de la cual se distingue el objeto de contemplación. Sol, luz, playa, mar, árboles, frutas, flores - pa Pintura de Susana Reberdito es un arte del sur, enérgico, vivo, radiante y que calienta. El ímpetu expresivo del gesto y el ardor de los colores de estos cuadros recuerdan el ritmo y la melodía de su lengua materna, la dramática intensidad de la música ibérica y la áspera claridad del paisaje hispánico. Esta pintura tiene sus raíces en la tradición mediterránea clásica pero interpreta sus motivos, formas y reglas con un talante nuevo, individual y auténtico».

Envíanos tu evento